lunes, 3 de agosto de 2009

Exhalation, de Ted Chiang


En las visperas de la próxima Convención Mundial de Ciencia Ficción, que esta vez se realizará en Montreal, decidí leer "Exhalation", el último trabajo de Ted Chiang, publicado en la antología "Eclipse 2", editada por el también repetidas veces galardonado Jonathan Strahan y por Night Shade Books. "Exhalation" fue nominada al premio Hugo en la categoría de mejor cuento corto, y esta disponible para bajar gratuita y legalmente en el sitio de la casa editorial:

http://www.nightshadebooks.com/downloads

Como el premio se entragará en solo unos días más es dificil decir hasta cuando estará disponible la descarga.

Ahora, sobre el cuento, lo primero es reconocer que el señor Chiang es un maestro de la narración, un verdadero seductor de las letras que atrapa desde la primera palabra y no te suelta, y no quieres que te suelte, hasta el punto final. Es por ello que muchos se lamentan de que Chiang no sea un autor prolífico, pues su curriculum incluye solo una docena de cuentos, la mayoría de ellos disponibles en su propia antología "Stories of Your Life and Others". El propio autor señaló en una conferencia que era un poco decepcionante saber que todo lo que él había escrito de ciencia ficción podía concetrarse en ese pequeño montón de páginas. ¡Pero que montón de páginas! Debo reconocer que no he podido leer esa antología, pero si algunos de sus cuentos, y como dije, una y otra vez solo me quedaba reconocer la maestría de Chiang.

En "Exhalation", Chiang regresa a uno de sus temas favoritos, que es la naturaleza de la conciencia, que en esta ocasión es colocada bajo el microscopio literalmente. La historia es acerca de una sociedad de seres de fisiología mecánica, posiblemente robots, que han olvidado sus origenes y que viven en un mundo confinado entre murallas infranqueables. Nunca sabremos que hay más allá de esas murallas, solo las elucubraciones del protagonista que términan siendo una alegoría de nuestras propias reflexiones existencialistas.
El ambiente de la novela es sobrecogedora, que nos recuerda el de los naturalistas victorianos, dispuestos a cualquier riesgo con tal de conocer verdades hasta entonces ocultas. Las criaturas y el drama de su existencia me recordaron al menos a mi a "Los Observadores Viven en Vano", el cuento clásico de Cordwainer Smith. Claro, Chiang es más pesimista en en la forma, y más optimista en el fondo, que Smith.

Podría alargarme indefinidamente en detalles como la forma en que se explica la entropía a partir de un modelo muy simple, o sobre la esperanza inherente de todo ser de alcanzar alguna forma de inmortalidad. Pero mejor es leer "Exhalation" y pensar por uno mismo.

Nota: La fotografia fue obtenida de Locus: www.locusmag.com

1 comentario:

Hernan dijo...

"La historia de mi vida" es el mejor cuento que leí en los últimos 20 años.
Me dieron muchas ganas de leer Exhalación. ¿Existirá en español en algún lado? Si no, haré el esfuerzo por el inglés, aunque por mis limitaciones no lo disfruto tanto.
Gracias por el dato del link. Abrazo.
Hernán Domínguez Nimo.